Masaje Shiatsu: técnica oriental del bienestar integral.

Descubre el bienestar físico, mental y emocional a través del masaje Shiatsu. Una técnica no invasiva de origen japonés con múltiples beneficios de la que podrás disfrutar en la Casa rural Gailurretan.

¿Qué es el Shiatsu?

El Shiatsu es una técnica de masaje oriental que busca armonizar cuerpo, mente y emociones mediante el uso exclusivo de las manos, con el objetivo de mejorar la salud y la vitalidad de la persona que lo recibe, contribuyendo asimismo a prevenir o aliviar diversas enfermedades.

La técnica de shiatsu se basa en la aplicación de presiones con los dedos pulgares y las manos sobre determinados puntos de la superficie del cuerpo, los meridianos. Etimológicamente, “Shiatsu” significa presión de dedos. En japonés “shi” significa dedos y “atsu” presión.

Origen e historia del masaje shiatsu

¿Dónde y cómo surgió el Shiatsu?

El origen del Shiatsu se encuentra en Japón, a principios del siglo XX, y se le debe a Tokujiro Namikoshi cuando desarrolló una técnica de presión para tratar la artritis que padecía su madre. En 1925 fundó su primer tratamiento clínico con el método de Shiatsu.

Por tanto, el Shiatsu es una terapia con más de cien años de historia, que se ha ido enriqueciendo a lo largo de los años. Aunque se basa en principios milenarios de la Medicina Tradicional China, sus raíces se encuentran en el masaje tradicional japonés Anma. Posteriormente, se ha ido adaptando al mundo occidental al adoptarse también prácticas procedentes de los quiroprácticos y terapeutas americanos y europeos.

Historia del Shiatsu.

Como hemos expuesto la técnica moderna del Shiatsu se desarrolló a comienzos del periodo Taisho (1920), si bien los registros históricos que se tienen de este masaje datan de hace más de 2000 años. Ya entonces, para equilibrar la energía vital, practicaban una forma de meditación y manipulación en el cuerpo.

Reconocimiento mundial.

Tokujiro Namikoshi en 1940 abrió su primera escuela de Shiatsu, ahora conocida popularmente como el Colegio Japonés de Shiatsu. En el año 1957 el Shiatsu fue reconocido oficialmente por el gobierno japonés como una técnica independiente de la técnica original, Anma.

En la actualidad el masaje Shiatsu está expandido por los cinco continentes, siendo una de las terapias alternativas más conocidas en todo el mundo.

Los beneficios del Shiatsu

Las terapias orientales son muy utilizadas para relajarnos y tratar patologías de todo tipo. Así pues, puedes recibir una sesión de shiatsu por el simple placer de cuidarte y relajarte. O para tratar una molestia específica.

Sigue leyendo y descubrirás los múltiples beneficios terapéuticos del masaje Shiatsu y su aplicación sobre dolencias concretas.

¿Para qué sirve el Shiatsu?

En general, el masaje Shiatsu puede ser una terapia complementaria para ayudar a combatir enfermedades y patologías diversas, sin sustituir nunca el consejo médico. En este sentido, el masaje Shiatsu produce los siguientes efectos:

  • Relaja la rigidez muscular y articular.
  • Calma el dolor de pequeñas lesiones relacionadas con el deporte, como las contracturas, el dolor lumbar, problemas de hombro o afecciones de la espalda.
  • Activa tu metabolismo, ayudando a un mejor funcionamiento de los órganos, lo que resulta positivo en trastornos como gastritis o estreñimiento.
  • Reduce los síntomas de la migraña y las jaquecas.
  • Alivia dolores crónicos, cuando no hay contraindicación médica, como fibromialgias, ciáticas, cervicalgias, artritis y reumatismos.
  • Mitiga las molestias menstruales.
  • Atenúa los síntomas de asma o problemas respiratorios.
  • Mejora la circulación y previene enfermedades cardiovasculares.
  • Ayuda al buen funcionamiento del sistema nervioso.
  • Alivia la tensión emocional, la ansiedad, las situaciones de estrés o el agotamiento.
  • Minora las alteraciones del sueño, del humor o la irritabilidad.
  • Aumenta el rendimiento mental y físico.
  • Refuerza el sistema inmunitario.

¿Cómo es una sesión de masaje shiatsu?

El Shiatsu considera el cuerpo como un todo, es decir, el estado emocional influye en el estado físico de la persona. Por ejemplo, cuando padecemos épocas de altos niveles de estrés se desencadena una cascada de cambios fisiológicos (sobrecargas musculares, problemas digestivos, estreñimiento, insomnio …). Con este método, se logra relajar, equilibrar y activar la recuperación del organismo, permitiendo así liberar las tensiones.

¿Cómo funciona el masaje shiatsu?

La finalidad es movilizar la energía que se encuentra bloqueada a través de presiones, balanceos y estiramientos. Se trabaja la globalidad del cuerpo, siguiendo de forma ordenada los canales energéticos (meridianos) por donde circula la energía (ki).

El Shiatsu se basa en los mismos principios que la acupuntura tradicional, pero sin emplear agujas. Se trata de estimular los mismos puntos y canales energéticos del cuerpo sólo con la presión de los dedos.

Los beneficios del masaje shiatsu radican precisamente en que esta terapia canaliza esa energía, eliminado de forma natural esos bloqueos que causan desórdenes orgánicos y/o psíquicos.

¿Cómo se aplica el Shiatsu en la práctica?

A continuación te resumimos las claves para entender cómo se aplica el masaje shiatsu, y en qué se diferencia esta técnica del resto de masajes orientales:

En una sesión de shiatsu, el paciente permanece vestido, y se realiza sobre un futón en el suelo, aunque también se puede adaptar a una camilla. El masaje se aplica sobre la ropa y, por tanto, sin aceites sobre la piel.

El terapeuta emplea presiones de forma perpendicular a la superficie de la piel, usando sólo los pulgares y las palmas de las manos. No ejerce la fuerza con cada dedo, sino que proyecta el peso muerto de su cuerpo sobre determinados puntos. Para ello, las dos manos permanecen en contacto con el cuerpo, siguiendo el trayecto de cada meridiano. Con una mano se hace presión, y la otra identifica el efecto generado sobre cada punto concreto.

Preparando la sesión de shiatsu.

Antes de una sesión de shiatsu no conviene comer abundantemente para no interferir en la circulación de la energía.

Durante la sesión hay que vestir ropa ancha y cómoda, y llevar calcetines, ya que la temperatura corporal tiende a disminuir.

Después, hay que beber mucha agua, no realizar actividades estresantes y disponer del tiempo necesario para sentir el efecto del tratamiento. En ocasiones podemos sentir cansancio, adormecimiento o un cierto aumento del dolor general. Estas reacciones muestran la reacción curativa del cuerpo para encontrar el equilibrio perdido y son pasajeras, no suelen durar más de un día.

Un masaje para todos.

Los beneficios que aporta son positivos en personas de cualquier edad o condición física, independientemente de la causa que provoca el desequilibrio energético. Es una técnica que no tiene efectos secundarios

El terapeuta adapta la sensibilidad y las diferentes prácticas a la necesidad de cada persona, por lo que puede recibirse en las diferentes etapas de la vida, desde un niño hasta una persona mayor. Se puede, incluso, practicar en embarazadas.

Con el masaje, sentimos una relajación profunda, un alivio de los dolores y un aumento de la energía.

¿Cuánto cuesta un masaje shiatsu?

Una sesión de shiatsu terapéutica y relajante tiene una duración aproximada de 60 minutos. El precio medio de una sesión es de 35 € por hora.

Apostamos por tu bienestar

En Gailurretan tienes la suerte de poder disfrutar de este tipo de masaje de la mano de una terapeuta de Shiatsu formada en una de las Escuelas Japonesas de Shiatsu del Maestro Shigeru Onoda, discípulo directo del creador de la terapia Tokujiro Namikoshi y un referente en todo el mundo en la formación del Shiatsu.

En nuestra Casa rural ofrecemos dos tipos de masaje Shiatsu: Terapéutico y Zen. Aprovéchate, cada uno de ellos está incluido en un pack de nuestras Experiencias Bienestar y Romántica, respectivamente.

Música relajante para masajes.

En muchas ocasiones buscamos el tipo de música que necesitamos en cada momento para experimentar una sensación concreta. La música relajante nos proporciona armonía y equilibrio. Nos ayuda a aliviar el estrés y la ansiedad, a liberar tensiones y preocupaciones actuando como un analgésico.

Por ello, hemos creado esta lista de canciones. Para ayudarte a encontrar la calma y que sientas los beneficios de la música relajante. Escúchala justo antes de irte a dormir. Es una gran forma de desconectar de las preocupaciones del día a día o de disminuir los problemas de insomnio.

Es una invitación directa al bienestar.

Prueba el masaje Shiatsu. Puede ayudarte en la relajación, el bienestar y el alivio de molestias comunes.

Deja un comentario