Casa Rural solo para adultos (Adults Only).

Hoy vamos a abordar un concepto de alojamiento en actualidad. El hotel o casa rural solo para adultos, seguramente discutible pero que cada vez va más en aumento. Pero vayamos por partes.

¿Cuándo, dónde y cómo surge “Adults Only”?

Los orígenes de esta temática los podemos encontrar en los años 70. En esa época el Caribe comenzó a ser etiquetado como un viaje romántico o de “luna de miel”. Posteriormente el concepto se extendió por Europa acuñando el término de “Only Adults”.

“Adults Only”, una oferta creciente.

Es una categoría que se está convirtiendo en más habitual de lo que pensamos. Quizás las crisis vividas en las dos últimas décadas hayan ayudado a ello, llevándonos al sector turístico a tener que reinventarnos y especializarnos con diferentes propuestas.

Entonces, ¿a qué tipo de cliente va dirigida esta propuesta? Estamos ante turistas que exigen conceptos como calidad, buena gastronomía y sobre todo tranquilidad. La media de edad de los mismos oscila entre los 30 y los 50 años. Como dato curioso a destacar, se puede apuntar que la búsqueda de este tipo de turismo es mayor entre aquellas personas que son padres, que en sus opuestos.

Los alojamientos solo para adultos ideales para parejas.

Tanto si ya tienes hijos como si no, disfrutar de unos días de descanso a solas, sin preocupaciones ni interrupciones es la mejor forma de experimentar el romanticismo, afianzar una relación o resolver posibles conflictos familiares.

Si tienes hijos, has de saber que viajar sin ellos, hacer una escapada sin niños, puede ser una experiencia muy positiva. Claro está, ni con los propios ni con los de otros. Un fin de semana romántico, reforzará tu pareja, y hará que vuelvas con más ganas y fuerza a tu casa. Tranquil@, dejar a tus hijos en casa de tu madre o suegra un fin de semana no significa que les quieras menos, sino que simplemente necesitáis tiempo para vosotros, la pareja.

Si por el contrario, no los tienes, seguro que también has deseado que esos días de descanso no estén alterados por los niños que corretean a tu alrededor.

Así pues, este es tu momento de imaginarte sentado en la hamaca de la piscina con una bebida refrescante o cenando a la luz de las velas, y disfrutando de la tranquilidad de una Casa Rural Adults Only.

“Adults Only”, un debate abierto.

Hay quienes piensan en este formato como una excelente idea para disfrutar de unos días de vacaciones con una mayor tranquilidad y relajación sin tener que lidiar con niños y familias. Otros muchos no entienden que existan personas que busquen hoteles en los que no se admitan niños pequeños y que se publicite este tipo de oferta, quejándose de esta restricción. Por tanto, resulta entendible que haya posiciones a favor y en contra de la presencia de menores.

Nadie puede negar que ver a niños felices es un signo de vida y alegría. Sin embargo, no siempre resulta divertido oírles gritar, quejarse o haciendo ruido mientras intentas disfrutar de una comida en el restaurante o de un rato de tranquilidad en la piscina.

Un niño es un niño.

Y no sólo es cuestión de que los padres tengan que educar mejor a sus hijos. Un niño es un niño, si tiene menos de 1 año, llora por la comida, si tiene menos de 2 o 3 por una rabieta, y si tienen más de 4 lo que desea es jugar y divertirse que para eso son niños. Circunstancias totalmente naturales y comprensibles, pero que pueden tener soluciones desde que existen hoteles o casas rurales “solo para adultos”.

Al igual que existen hoteles especializados en el turismo familiar, en los que se destina todos los recursos a satisfacer sus demandas, buffet infantil, tronas, cambiadores en zonas comunes, espacios de juegos, animación infantil, piscinas para bebés, etc ¿por qué no se pueden dedicar algunos establecimientos en tener el mayor bienestar posible para los adultos? Posiblemente sea una cuestión políticamente poco correcta, pero lo que nadie puede, de manera objetiva, rebatir es que los alojamientos que no aceptan niños pequeños son un buen lugar para las personas que buscan unos días de tranquilidad.

Además, los alojamientos que no admiten niños no solo están enfocados a aspectos de pareja. También abunda el turista que busca escapar de la rutina y del estrés diario. Y los lloros, pataletas o jolgorio de los más peques no ayuda desgraciadamente a ello.

Nuestra propuesta de “Adults Only”:

No es un concepto nuevo ni una fórmula mágica, aunque si un tanto arriesgada. Se trata sencillamente de una modalidad hotelera dirigida a aquellos viajeros que buscan lugares en los que impere la tranquilidad y el relax, donde pasar unos días de desconexión entre amigos o disfrutar de una escapada romántica.

En nuestra humilde opinión y tras analizar muchos comentarios de huéspedes que se han alojado en Gailurretan, algunos de ellos padres, optamos por priorizar los valores intrínsecos a nuestra Casa Rural y a nuestro entorno natural.

Una pequeña y acogedora Casa Rural de seis habitaciones, que dispone de restaurante y piscina al aire libre. Un alojamiento que te hace sentir como en casa, donde prima la sencillez, los detalles y un trato personal. Un lugar donde se ofrece todas las comodidades para relajarse y disfrutar de la tranquilidad y la belleza del entorno. Donde degustar platos elaborados con materias primas de primera calidad y de temporada procedentes en su mayoría de los pequeños productores de nuestra comarca.

Asimismo, la localización de nuestra Casa Rural, en el Valle de Carranza, entre Cantabria y Bizkaia, invita por su variada oferta a conocer un rico patrimonio cultural y descubrir espacios naturales de exuberante vegetación y maravillosas vistas donde practicar el turismo activo (senderismo, mountain bike, barranquismo, ferratas y un largo etcétera).

BIENESTAR, RELAX, NATURALEZA Y GASTRONÓMIA.

Tu combinación perfecta para escapar de la rutina. Deja que la naturaleza te envuelva.

Por todo ello, pensamos que nuestra Casa Rural es un espacio ideal para adultos y familias con niños mayores de 12 años. Pero no descartamos la opción que las familias disfrutéis con los más peques de nuestra Casa Rural, siempre y cuando sea mediante el alquiler completo de las seis habitaciones, como es el caso de reuniones familiares o de grupos de amigos.

BIENVENIDOS A GAILURRETAN. Un lugar con mucho encanto ideado para que te resulte “toda una experiencia para los sentidos”.

5/5 - (4 votos)

Deja un comentario