Ruta de las iglesias por el Valle de Karrantza.

Conoce la Ruta de las iglesias. 15 Iglesias representativas de la arquitectura religiosa en el Valle de Karrantza.

Descubre el valle de una manera diferente, a través de sus iglesias más significativas. El Valle de Karrantza cuenta con un patrimonio artístico-religioso espectacular. Sirva un dato como muestra: 19 son las iglesias, de diversos estilos constructivos, que junto a numerosas ermitas, se diseminan por sus diferentes barrios.

La ruta eclesiástica que te proponemos, es para realizarla en coche debido a la distancia entre las iglesias. Dentro de esta ruta se encuentran las tres más simbólicas de Karrantza. El templo de San Bartolomé en Aldeacueva por su legado indiano; San Miguel de Ahedo por su talla templaria y la antigua parroquia de San Andrés de Biáñez por su retablo secreto con pinturas renacentistas.

En un principio ninguna de estas iglesias (excepto la Antigua de San Andrés) se puede visitar. Únicamente se abren para los oficios de los domingos y no en todas se hacen. A día de hoy algunas sólo las podemos visitar en bodas, bautizos y funerales.

Las iglesias más significativas del valle, cada una con sus particularidades (retablos, tallas, esculturas, campanas, etc.), por orden de cercanía a Gailurretan, son:

Iglesia de Santiago (Barrio de Lanzasagudas).

Esta pequeña y modesta parroquia se ubica en las faldas de los Montes de Ordunte. Dedicada al apóstol Santiago, fue fundada por sus feligreses, al desmembrarla de su matriz, San Miguel de Ahedo.

Iglesia de San Bartolomé (Bº de Aldeacueva).

Templo monumental levantado entre los años 1789 y 1794 a costa del capitán Pedro Negrete Sierra oriundo del barrio y vecino de la ciudad de México. Este indiano quiso que el modelo fuera la catedral de San Miguel de México. No escatima en medios. El templo mezcla los estilos barroco y neoclásico, siendo catalogada como una de las iglesias más interesantes del siglo XVIII de Bizkaia. Se caracteriza por poseer su fachada una torre a cada lado y por tener una planta en forma de cruz griega, dentro de un rectángulo.

Iglesia de San Pedro (Bº de Sierra).

De estilo renacentista, data del siglo XVI. A partir de mediados del siglo XX se lleva a cabo una importante restauración. Alberga en su interior un interesante retablo de transición al barroco del siglo XVII. 

Iglesia de San Esteban (Bº de San Esteban).

Este edificio originalmente de estilo gótico, siglo XV, es reconstruido en el siglo XVIII. Su retablo, del siglo XVII consta de siete tablas castellanas enmarcadas en la arquitectura clásica, poco usual en las iglesias vizcaínas. Durante los trabajos de restauración realizados en su interior en el año 1995, apareció una estela discoidal, fechada en torno al siglo X. A esta época pertenece también la necrópolis de sepulturas localizada en el exterior de la iglesia.

Iglesia de San Martín (Bº de Presa).

Templo de estilo renacentista, construido en el siglo XVII sobre las ruinas del antiguo templo. En siglos posteriores se restauró y amplió, Posee un retablo barroco, documentado ya en 1729, donde resalta la talla en madera policromada de San Martín, una de las más primitivas del arte medieval de Bizkaia.  

Iglesia de San Julián y Santa Basilia (Bº de Sangrices).

Edificada en el año 1642, de estilo renacentista, es obra del maestro de cantería carranzano Bartolomé de la Dehesa. La cubierta ha sufrido importantes reformas en etapas posteriores. Posee en su interior un retablo barroco de gran calidad, de finales del siglo XVII.

Ruta de las iglesias

Iglesia de San Cipriano (Bº de San Ciprian).

Vetusto templo, con la estructura constructiva típica de las antiguas iglesias del valle. Se encuentra distribuido en dos volúmenes, correspondiendo el más bajo a la nave y el más elevado al ábside de la iglesia. Destaca la decoración románica de una de sus ventanas, representando la escena de un calvario.

Iglesia de Nuestra Señora (Bº de Soscaño).

De estilo neogótico, fue edificada en el año 1910 sobre el solar de la antigua iglesia. En su interior alberga una talla policromada de la Virgen de los Milagros del siglo XVII, la antigua patrona de Karrantza. Cabe señalar que hasta mediados del siglo XVIII se custodiaba en la antigua iglesia el archivo del Valle y frente a ella, bajo un encino, se celebraban las Juntas de gobierno de la antigua república de Karrantza.

Iglesia de San Cipriano (Bº de Ranero).

Este templo fue construido en el siglo XVII en estilo renacentista, fue reformada con posteridad. En el interior del templo se puede observar el lienzo del muro de lo que pudiera ser la cabecera de la primigenia iglesia, datada del siglo XI y los restos de un encachado medieval que rodeaba el templo antiguo, puestos al descubierto con ocasión de unos trabajos de restauración. 

Iglesia de Santa Cecilia (Bº de Santecilla).

Data del siglo XVIII y es de estilo barroco clasicista. Destacan el retablo mayor de estilo barroco, de los conocidos como “retablo cascarón” y las pinturas de la época que decoran la bóveda de crucería gótica. En su interior alberga la imagen de Santa Cecilia y una reja de hierro de las más interesantes de Bizkaia, cerrando la capilla de San Juan Bautista. 

Ruta de las iglesias

Antigua Iglesia de San Andrés (Bº de Biañez).

La antigua iglesia, ubicada al lado del cementerio, fue construida en 1497 y cerrada al culto en 1884, cuando se construyó la nueva. Está ocupada por el panteón de Romualdo Chávarri y de la Herrera (1819-1899). Un indiano natural de Biáñez, gran benefactor del valle, que quiso ser enterrado en la iglesia de su pueblo, comprando para ello la iglesia vieja.

Lo curioso de este edificio eclesiástico es, que durante las obras de restauración en 1990, al desmontar el retablo de madera del siglo XVIII, descubrieron tras él, un retablo pintado de estilo tardogótico y renacentista, de mediados del siglo XVI que ocupaba toda la superficie del testero. El mayor de la cornisa cantábrica.

De esta manera, viendo su importancia, se procedió a la restauración de los frescos, que ilustran La Pasión de Cristo, El Martirio de San Andrés y La Última Cena. Dicho retablo sólo se puede contemplar mediante una visita guiada.

Iglesia de San Andrés (Bº de Biañez).

El barrio de Biáñez es el único del valle con dos iglesias. Ambas en tributo a San Andrés. La mayor y nueva, del siglo XIX, se ubica en el centro del pueblo. Fue inaugurada en el año 1885. Su construcción se llevó a cabo bajo mecenazgo de Romualdo Chavarri. El templo muestra las corrientes neomedievalistas que imperaban en la arquitectura religiosa de la época.

Ruta de la iglesias

Santuario de la Virgen del Buen Suceso (Bº El Suceso).

Levantado sobre 1670, alberga en su interior un retablo barroco del primer tercio del siglo. En su cuerpo central se sitúa el camarín que aloja una talla de madera policromada de la Virgen del Buen Suceso del siglo XVII, declarada patrona canónica del Valle de Karrantza en el año 1926. 

Iglesia de San Miguel (Bº de Ahedo).

El templo data del año 1628 y se edificó sobre otro anterior del siglo XV gracias al legado de Don Diego de Ahedo, hijo del lugar y arzobispo de Palermo. Entremezcla los estilos gótico, renacentista y barroco en su construcción. El retablo mayor de la iglesia es de 1640, de estilo gótico. Es considerado de notable interés entre los retablos de la época.

Esta iglesia tiene un valor añadido. Radica en un prisma triangular de piedra caliza con bajorrelieves que perteneció a un antiguo templo románico del siglo XII y que se descubrió en la restauración de 2001. La talla datada en el siglo XIII estaba incrustada en la fachada. Durante cientos de años solo mostró una cara. La del arcángel Miguel liderando las huestes celestiales. En las otras dos hay tallados un guerrero con la espada al cinto y dos caballeros, respectivamente. Las tres figuras visten una túnica que les cubre la armadura y una de ellas tiene además un capuchón de fraile sobre la cabeza. Esta pieza confirmaría la leyenda que la Orden del Temple estuvo asentada en el valle de Karrantza.

Iglesia de San Juan Bautista (Bº de Pando).

Esta iglesia, edificada en el último tercio del siglo XVII, de estilo renacentista, muestra como peculiaridad constructiva el sistema de bóvedas de crucería sobre columnas toscanas adosadas. En su imaginería destaca una talla de madera de Cristo crucificado que data del siglo XVII.

Las otras iglesias que nos podemos encontrar en el Valle son las de San Pantaleón en el Bº de Bernales, de San Antonio en el Bº de la Calera, de San Ignacio en el Bº de Ambasaguas, y de San Cosme y San Damián en el Bº de Matienzo.

Por último, conviene señalar que alguna de las iglesias más importantes del Valle se pueden visitar de manera guiada. Infórmate en los siguientes enlaces:

Si la información proporcionada en este artículo te ha parecido útil, valóralo pinchando en las estrellas. Y si tienes alguna sugerencia no dudes en compartirla a través de los comentarios. Eskerrik asko! ¡Gracias por tu ayuda!

5/5 - (12 votos)

Deja un comentario