Te ofrecemos un mapa guía en tu escapada a Bilbao. Toma nota de las 15 cosas imprescindibles que ver en Bilbao si solo dispones de un día. Descúbrelo con Gailurretan.

CULTURA, HISTORIA Y GASTRONOMÍA.

Hoy en Gailurretan os proponemos qué ver en Bilbao en 1 día. Nos parece un poco justo de tiempo, por eso mismo, hemos planificado una ruta con el único objetivo de sacar el mayor provecho a vuestra visita y disfrutar de los 3 pilares más importantes de Bilbao: cultura, historia y gastronomía.

TRADICIÓN Y MODERNIDAD.

Bilbao es una ciudad abierta al turismo que ha sido capaz de fusionar exitosamente la cultura vasca tradicional con la modernidad. Su población se disparó durante la industrialización y prosperó gracias a la producción de acero, el transporte marítimo, la industria naviera y la banca. Sin embargo, para los años 70 la ciudad se había convertido en una gigantesca chimenea gris y acababa de llegar una seria crisis económica. Fue entonces cuando el plan fue concebido y Bilbao comenzó su viaje hacia el futuro. Los antiguos complejos industriales a lo largo del río Nervión fueron derribados y dieron comienzo nuevos proyectos para la mejora de las infraestructuras y el crecimiento de la ciudad.

ARQUITECTURA Y DISEÑO.

Hoy en día, es una ciudad cosmopolita y turística, meca de la arquitectura y el diseño. Bilbao presume de tener el museo Guggenheim diseñado por Frank Gehry, un metro delineado por Sir Norman Foster, un aeropuerto del arquitecto español Santiago Calatrava, el centro cultural y ocio la Alhóndiga diseñado por Philippe Starck o el complejo Isozaki Atea creado por el arquitecto japonés Arata Isozaki.

RUTA PROPUESTA.

En este entorno hemos ideado una ruta circular, seleccionando las mejores cosas que ver y hacer en Bilbao, pasear por sus calles, admirar los edificios, museos y esculturas urbanas más emblemáticas y comer pintxos en el Casco Viejo. Recomendamos tomar como punto de origen el entorno del Teatro Arriaga. Si utilizamos el tren (Carranza – Bilbao) nos deja justo al lado en la calle Bailén, sólo hay que cruzar el puente sobre la ría; si vamos en coche existe un gran Parking en la plaza Arenal frente al Teatro.

Os dejamos a continuación la lista completa de las 15 cosas imprescindibles que ver en Bilbao en 1 día, junto con un mapa para que podáis localizar todos los lugares:

1. TEATRO ARRIAGA.

Iniciamos en el Teatro Arriaga, nombrado en honor al “Mozart español”, el compositor bilbaíno Juan Crisóstomo Arriaga, que falleció a los 19 años de edad. Se trata de un edificio neobarroco de finales del XIX construido por el arquitecto Joaquín Rucoba quien usó de inspiración la Ópera de París. El Teatro ha sido reformado varias veces debido a un incendio en 1914, un abandono en 1978 y una inundación en 1983. Aunque en la actualidad el teatro más antiguo de Bilbao está en uso, mucha de la vida teatral de la ciudad se ha desplazado al más moderno Palacio Euskalduna.

2. AYUNTAMIENTO DE BILBAO.

Nos dirigimos hacia la Iglesia San Nicolás, de estilo barroco (s. XVIII) que alberga en su interior retablos de Juan de Mena. Y caminando por la orilla de la ría llegaremos hasta el Ayuntamiento, un majestuoso edificio de estilo ecléctico inaugurado en 1892, obra también del arquitecto Joaquín Rucoba. Frente a él se encuentra el monumento del Variante Ovoide de Jorge Oteiza, reproducción a gran escala de su análisis del vacío o desocupación de la esfera.

Que ver en Bilbao
Ayuntamiento con la Variante Ovoide de Jorge Oteiza.

3. MIRADOR DE ARTXANDA.

Uno de los lugares que no debéis saltaros es este mirador. Está ubicado en la cima del monte Artxanda. Para subir a él, tomar el funicular que parte de la Plaza del Funicular, con un trayecto de unos 3 minutos de duración. Desde lo más alto podemos observar una magnifica panorámica de la ciudad, así como del Valle de Txorrierri y el aeropuerto de Bilbao diseñado por el arquitecto Santiago Calatrava. Arriba además podemos ver la Huella Dactilar, escultura en memoria de las víctimas de la Guerra Civil española creada por Juan José Novella.

4. PUENTE ZUBIZURI.

Cruzaremos el  Zubizuri, un puente peatonal del Paseo Campo de Volantín que cruza la ría del Nervión uniendo el barrio de Castaños con el Ensanche. Es obra del reconocido arquitecto Santiago Calatrava, de estructura arqueada, color blanco y con el suelo de cristal. Debido a que los bilbaínos se quejaban porque cuando llovía el suelo resbalaba mucho ahora está cubierto con una moqueta. Con las Torres de Isozaki de fondo, se trata de una de las estampas míticas de la ciudad.

Que ver en Bilbao
Puente de Zubiri con las Torres de Isozaki de fondo.

5. MUSEO GUGGENHEIM.

La atracción turística n°1 en Bilbao por su puesta en escena y su increíble entorno. Recorriendo el Paseo Uribitarte, pasaremos por debajo del Puente de la Salve, coronado por un Arco Rojo, escultura de Daniel Buren, que nos indica la cercanía de uno de los emblemas de la ciudad, el Museo Guggenheim, obra del arquitecto canadiense Frank Gehry. El edificio está cubierto por paneles de titanio tomando una apariencia diferente en función de la luz que se refleja en él. Observado desde el río, el Guggenheim parece un barco y los paneles de titanio se asemejan a las escamas de un pez. Estas dos características rinden homenaje a la importancia de la ría en el desarrollo económico de Bilbao.

Para apreciar la seducción visual de este majestuoso edificio se hace necesario dar una vuelta a su alrededor, y así encontrarnos con otras obras de arte, entre las que destaca una escultura enorme, de 12 metros de altura, en forma de perro cubierta por flores frescas y diseñada por el artista Jeff Koons, convertida en la mascota de la ciudad y denominada “Puppy“, que vigila la “caseta” que le han construido detrás. Podemos aprovechar las calles aledañas para reponer energías.

En la fachada posterior del Museo, tenemos la famosa araña gigante “Maman” (madre en francés), de la artista franco-americana Louise Bourgeois, dedicada a su madre de profesión tejedora, y que mide unos 10 metros de alto, por 11 de ancho y 22 toneladas de peso. O la sorprendente escultura de “la niebla” de Fujiko Nakaya, que cada hora (en horario de Museo) y durante 5 minutos genera una fina niebla sobre el estanque creando un contraste visual de gran belleza estética entre el agua y el titanio. 

Que ver en Bilbao
Museo Guggenheim y ría de Bilbao.

6. RÍA DE BILBAO.

La historia de la ría de Bilbao, también llamada del Nervión, está ligada a la de la ciudad. Su existencia fue la que hizo que se levantara una urbe en sus márgenes. El transporte marítimo hizo florecer el negocio, y a la par aumentar el tamaño de Bilbao y de las empresas que se asentaban en los márgenes de la ría. Hoy en día se ha convertido en el eje de la renovación de Bilbao.

Pasear por su margen es una de las cosas imprescindibles que hacer en Bilbao. Los edificios más emblemáticos se hallan en su ribera. Continuando bajo la sombra de los árboles por la Avenida Abandoibarra, al otro lado del Nervión podemos ver la Universidad de Deusto declarada Monumento Histórico, siendo la universidad privada más antigua de la península.

Un poco más adelante, en nuestro mismo lado, se levanta la Torre Iberdrola, de 165 metros de altura, ostentando el título de la estructura más alta del País Vasco. Luego, llegaremos al Palacio de Euskalduna o Palacio de Congresos y de la Música. Fue construido sobre un dique en el que estuvo situado el emblemático Astillero Euskalduna y actualmente alberga todo tipo de eventos.

7. GRÚA CAROLA.

Detrás del Palacio de Euskalduna, junto al Museo Marítimo de Bilbao, que además de otras muchas exposiciones muestra la evolución de la Ría, se ubica la grúa Carola. Uno de los pocos recuerdos que queda del periodo industrial de Bizkaia, reconvertida en uno de los muchos iconos del nuevo Bilbao.

Que ver en Bilbao
Grua Carola, Palacio Euskalduna y Torre Iberdrola.

8. PARQUE DOÑA CASILDA.

Dejando atrás la orilla de la ría, nos dirigimos al monumento del Sagrado Corazón. Los amantes del fútbol ya os habréis percatado que se encuentra muy próximo el Campo de San Mames.

A continuación atravesaremos el Parque de Doña Casilda Iturrizar, un espacio para el esparcimiento de estilo romántico francés, donde se intercalan alamedas rectas, caminos, estanques y fuentes con un jardín botánico circular de más de 1.500 especies, un espacio ideal para pararse a descansar.

En su otro extremo se encuentra el  Museo de Bellas Artes, que cuenta con exposiciones de arte Renacentista y Barroco, arte Contemporáneo y arte Vasco. Visita obligada para los amantes del arte, pero en esta ocasión vamos justos de tiempo. 

9. EL ENSANCHE Y LA GRAN VÍA.

Prosiguiendo hacia la Plaza de Moyua, llegaremos por el Palacio de Chavarri, sede de la Subdelegación del Gobierno Vasco. En la plaza de Moyua o “plaza elíptica” por su forma, se puede apreciar también una estructura que seguro que os llamará la atención: los “Fosteritos”, bocas de metro diseñadas por Norman Foster.

Esta plaza constituye el epicentro del barrio del Ensanche, anexado a la ciudad en 1870, ya que hasta entonces era un pueblo independiente llamado Abando. El amplio boulevard que cruza la Plaza de Moyua es la Gran Vía Don Diego López Haro. Se trata de la principal artería comercial y de negocios de la ciudad y en ella se encuentran algunos de los edificios residenciales, institucionales y comerciales más importantes de Bilbao.

Que ver en Bilbao
Plaza de Don Federico Moyua y Palacio de Chavarri.

10. LA ALHÓNDIGA.

Si bajamos por la calle Alameda de Recalde, nos encontraremos con el edificio de La Alhondiga. Un antiguo almacén de distribución de vinos, de principios del siglo XIX, que se ha convertido en el centro cultural y de ocio Azkuna Zentroa, por el mítico alcalde de Bilbao. El estilo clásico del exterior contrasta con el espacio interior completamente nuevo, que ilustra la cara moderna de la ciudad. Destacan las 43 columnas del interior, cada una de ellas con un estilo único, y la piscina con fondo de cristal visible desde la planta baja. El diseñador francés Philippe Starck ha sido el responsable de todos los detalles del complejo. 

11. TEATRO CAMPOS ELÍSEOS.

Siguiendo con el recorrido pasaremos por delante del Teatro Campos Eliseos  inaugurado a principios del siglo XX, según el proyecto del arquitecto vasco Alfredo Acebal. Destaca su fachada ultra-decorada, clave de la arquitectura modernista en Euskadi. Actualmente es una de las salas más importantes de Bilbao.

El próximo punto en nuestro itinerario es el Palacio de la Diputación Foral. Desde aquí iremos a los Jardines de Albia, frente al célebre Café Iruña. Luego nos dirigiremos hacia la Plaza Circular dónde está el monumento al fundador de la Villa en 1300, Don Diego López de Haro. Dejando a un lado la Estación de Abando llegaremos a la curiosa sala de conciertos Bilborock, antiguamente el Convento de la Merced.

12. MERCADO DE LA RIBERA.

Cruzando de nuevo la ría por el puente de la Merced, nos adentramos en el Casco Viejo por la calle del mismo nombre para girar a la derecha en la calle Santa María. De frente se sitúa el Palacio de John denominado La Bolsa, aunque nunca ha sido sede de un edificio bursátil. Aquí, en la confluencia de las calles Santa María, Perro y Pelota se encuentra el único lugar del Casco Viejo desde el que se puede otear la Basílica de Begoña, está señalizado en el pavimento de la calle Pelota con una estrella. En la pared junto a la estrella podemos ver el Monumento a la Virgen de Begoña (patrona de la ciudad) de los “Txikiteros” (habitualmente hombres, que van en grupo de “poteo” por los bares alegrando con las conocidas “bilbainadas” -canciones típicas de Bilbao-).

Desde allí yendo hasta la calle Bidebarrieta nos toparemos con la Catedral de Santiago, construida a finales del siglo XIV en estilo gótico y dedicada al apóstol que es patrón oficial de Bilbao. Su torre y fachada principal es obra neogótica de Severino de Achúcarro, terminadas en 1887.

Continuamos hacia el sur del Casco Viejo por la calle Carnicería Vieja hasta llegar a la ría, donde aparecerá el Mercado de la Ribera. Lugar en el cual los mercaderes ya comerciaban en el siglo XIV. Sin embargo, el edificio actual, de estilo art-deco, no se levantaría hasta el año 1929 por el arquitecto Pedro Ispizua. A parte de la oportunidad de poder descubrir y degustar el secreto de la exquisita gastronomía vasca, la visita al mercado vale la pena por sus enormes y bellas vidrieras interiores que filtran la luz natural en el mayor mercado cubierto de Europa, con sus 10.000 m2. 

Que ver en Bilbao
Mercado de la Ribera e Iglesia y Puente de San Antón al fondo.

13. IGLESIA DE SAN ANTÓN.

Al lado del mercado, se encuentran la Iglesia y el Puente de San Antón. Este templo gótico del siglo XV forma parte de una de las estampas más bellas e identitarias de Bilbao. Ambas estructuras aparecen retratadas en el escudo de la villa y de su equipo de futbol, el Athletic Club de Bilbao, lo que es suficiente para hacernos una idea de su importancia.

14. CASCO VIEJO.

Retomando nuestra ruta, entramos nuevamente al Casco Viejo de Bilbao, determinado por las “7 calles” (Somera, Artecalle, Tendería, Belosticalle, Carnicería Vieja, Barrenkale y Barrenkale Barrena). Estas siete calles estrechas y sinuosas, forman parte del antiguo poblado medieval que dio nombre a la ciudad. Unidas a otras tantas constituyen el laberintico corazón de la ciudad donde se respira la historia y la cultura vasca. Sin duda uno de los espacios con más encanto para deambular por sus calles y deleitarte con los famosos “pintxos” vascos.

Para ello, nos introducimos por la calle Ronda, donde aún podemos apreciar tramos de la antigua muralla. En el nº 16 de esta calle visualizaremos una placa que señala la Casa Natal del ilustre pensador universal, poeta, novelista y catedrático Miguel de Unamuno. Al llegar al Portal de Zamudio, nos encontramos con la iglesia de los Santos Juanes. Girando hacia la derecha se ubica la Plaza Miguel de Unamuno, donde descubriremos las interminables escaleras de Calzada Mallona que parecen subir al cielo. Aquí también localizaremos el Museo Vasco. 

15. PLAZA NUEVA.

Para terminar nuestro viaje turístico, nos dirigiremos desde el último punto y por la calle Sombrerería a la Plaza Nueva (Berria). Esta bella plaza de estilo neoclásico se construyó a mediados del siglo XIX, y se erige en el referente del Casco Viejo alojando la sede de la Real Academia de la Lengua Vasca (Euskaltzaindia), además de algunos de los mejores restaurantes y bares de pintxos de Bilbao. Os aconsejamos cenar y disfrutar del ambiente del pintxo-poteo mientras conocemos cada rincón de este espacio tan bilbaíno.

Desde la Plaza Nueva retornamos a la calle Sombrerería para continuar por la calle del Víctor hasta la altura de la calle Bidebarrieta, en la que se ubica la Biblioteca municipal de Bidebarrieta. Continuando por la misma calle estamos a 50 metros del inicio de nuestra ruta, el Teatro Arriaga.

LLEGAMOS A SU FIN.

Hasta aquí un paseo, que nos ha permitido conocer y disfrutar de los lugares más representativos de Bilbao. El recorrido propuesto de 9 km. escasos es sencillo, agradecido y apto para todos los públicos. Algunos tramos y sobre todo el entorno de la ría se puede realizar en bici, autobús turístico, tranvía o barco, vosotros elegís.

Si la información proporcionada en este artículo te ha parecido útil, valóralo pinchando en las estrellas. Y si tienes alguna sugerencia, no dudes en compartirla a través de los comentarios. Eskerrik asko! ¡Gracias por tu ayuda!

2 comentarios en “Bilbao en un día”

    • Cierto, Bilbao tiene mucho que ver. Lo ideal sería más de un día para verlo en toda su extensión y visitar alguno de sus museos. Al menos esperamos que te haya servido de referencia. Gracias a ti.

Deja un comentario